el blindaje continúa, sin roche

El Efecto Carlita Uchu:

Goce del Cuerpo que se Sabe Tocado Sexualmente por la Mirada 

Publicado: 2015-09-01

"If a woman rebels she is a mujer mala" - Gloria Anzaldúa 

Ante un panorama peruano del arte de la performance bastante aburrido que persiste peligrosamente en la monotonía hasta casi agotarse, Carlita Uchu le pone "la sazón" - literalmente: la miel, la manzana, la sal - a una acción del cuerpo cuya inmediatez basada en lo primitivo y difuso casi ha quedado de lado so pena de un soterrado juzgamiento social. Las acciones psicosexuales de La Uchu están ligadas en gran medida a la magia del empoderamiento del cuerpo-objeto sobre el contexto por intervenir y a la conducción perversa de la energía sexual provocada cual bruja procaz pero sabia. Carla Montalvo - alias La Uchu, curiosamente "Uchu" en quechua significa "ají" - procede del área de lo autodidacta con efímeros talleres de danza moderna y teatro, es mi cumpx y compinche de irreverencias mil y discípula fiel de mi perversidad manifiesta. A continuación, una entrevista que tomó su tiempo en salir a la luz como si de un mal pajazo se tratase. 


¿Cómo ves el panorama de la performance en Perú y cómo abordas tu propio trabajo?

Considero que la escena es bien pequeña; no podría decir que he ido a todas las presentaciones que han habido. Soy bastante ida y poco investigadora. A veces, me siento como un ratón que sale de su guarida, hace lo que tiene que hacer y regresa. También creo que son muy pocos los espacios donde presentarse; es deber crearlos. Respeto que los performers se resistan a desaparecer, que seamos autogestionarios, que hay muchas vertientes, pero también me parece que hay mucho miedo a hacer algo que no está dentro de los patrones conocidos o establecidos en la performance, es decir ... esto es performance porque lo dice tal o cual y lo otro no. Creo que es un arte en construcción y deconstrucción constante. 

Abordo mi trabajo desde mi multiplicidad. Diseño mis vestuarios-elementos, mi hermana Lola Montalvo me ayuda con la realización y los mecanismos de estas piezas, digo piezas porque creo que así lo son (faja con vulva dorada, vestidos con tetas de cera que se encienden, vulva que dispara sangre, etc). También incluyo un texto de alguna obra (teatro, película, poema) que haya aparecido en mi camino; el conocimiento del cuerpo lo aprendí con  la danza moderna. Y ya casi que soy una autodidacta, he ido haciendo parches de lo que fui aprendiendo sobre la marcha, así que aún no quiero detallar sobre mi proceso creativo porque es algo que ni yo misma comprendo bien. 

Como todo es tan espontáneo en esta escena, estoy predispuesta a utilizar el espacio que me toque, a que las condiciones nunca sean las óptimas, a cambiarme en cualquier lugar¡¡¡¡ Recuerdo bien que contigo Frau nos cambiábamos y nos maquillábamos en los baños de los bares o locales, muchas veces con la gente tocándonos la puerta porque nos apropiábamos del baño, o del almacén, espacios minúsculos o llenos de cosas con el personal entrando y saliendo entre cajas de cerveza, escobas y pestañas postizas ... También cuando hacía estatuas vivas con un grupo, nos desvestíamos y demaquillábamos en el taxi y directo al montaje. Creo que es algo que nos pasa a todxs en esta escena ...


¿Crees que existe una tipología de la performance? ¿En tu caso muy personal, digamos psicosexual o "postporno"?

Todo ha sido muy espontáneo sin siquiera haber leído alguna sola puta propuesta teórica, fue puro instinto, ganas, lo que sentía y aparecía, placer en lo que hacía¡¡¡ Luego de varios años, he empezado a ver si encajo en alguna definición y aún no estoy muy segura. Creo que me identifico más con el postporno porque mi trabajo cuestiona la forma en que los medios y el sistema sexualizan el cuerpo de la mujer - hasta el hastío - un sexo homogenizado, predefinido, relacionado con los ideales de belleza impuestos, estableciendo paralelos entre prototipos físicos y sexuales, haciendo de nuestro variado universo erótico un territorio culposo y marginal.

Dentro del postporno también se habla de resignificar identidades sexuales pero sobre esta área yo no trabajo. Más bien hablo de esa sexualidad escondida, esa que hasta nosotros mismos, debido a los condicionamientos, nos averguenza, nos da miedo o asco, de esa sexualidad durante nuestra infancia, de la diversidad de zonas erógenas y de la libertad de hablar y vivir nuestra sexualidad. Lo que muestro son situaciones personales y/o colectivas, las pongo en evidencia y en escena les doy otra forma de vivirlas, las rodeo de simbología ancestral tratando de añadirles el valor de lo sagrado.    



¿Consideras que tus acciones son de corte feminista?

Sí. Mis acciones reflejan sexualidad de mujer considerando su multiplicidad de formas. Creo que todas vivimos en una constante represión de la libertad de expresarnos sexualmente, por ejemplo, el derecho a ser obscenas, de expresar cómo nos gustaría o cómo vivimos nuestro erotismo. 

A quien de nosotras no le ha pasado ser señalada como puta, perra, zorra y miles de etiquetas que te convierten en una marginada de la sociedad casamentera, ese miedo de la mujer de ser marcada como "chica fácil" (esa chica es de todos¡ o ésta es solo para eso¡) y únicamente por querer vivir tu sexualidad  tal y como la sientes o quieres experimentar. Y no nos mintamos, es algo que está en el aire, que es implícito y que vivimos día a día en nuestro círculo familiar o de amistades o en la calle. Las mujeres vemos porno, tenemos fantasías y algunas muy hardcore pero tenemos que parecer señoritas - "tapaditas limeñitas" - sin embargo, a pesar de todo, veo un gran cambio en las generaciones posteriores. Parece que hubiera menos machismo pero hay grupos sociales  más abiertos y otros que son medievales y convivimos con todo ellos. 

Los medios son un buen ejemplo de esto, mencionaré al respecto a un personaje de farándula de la televisión basura, Jenny Kume, quien hace shows eróticos y habla abiertamente en medios que se acostaba con muchos chicos de la farándula, que ellos le enviaban fotos eróticas y engañaban a sus novias. Al final, ella es considerada por la opinión pública como "la mala mujer" y las chicas engañadas como "las señoritas bien" y sobre los chicos, pues ellos no arruinaron su reputación, siguen siendo galanes requeridos. La mala de la película es Ella¡¡¡

¿Lo autobiográfico es incidental o relevante en tus acciones? Al respecto, ¿las imágenes que recreas en vivo son alusivas a viajes de introspección como el Ayahuasca o el San Pedro?

Creo que cada uno tiene su propio proceso creativo muy personal, por el momento vengo trabajando imágenes relacionadas con mi propio imaginario erótico, mi inconsciente, vivencias personales, etc. Hace algunos años, por cuestiones de salud, empecé a hacer diversas terapias como acupuntura o sesiones y dietas con plantas psicoactivas (Ayahuasca, Tabaco, Maestrín. San Pedro). Este tipo de terapias trabajan sobre tu inconsciente e intensifican tu parte onírica. Algunas visiones sobre tu mundo interior suelen ser muy significativas y sorprendentes visual y sensorialmente, así que no pude resistir plasmarlas en mi trabajo corporal, es decir, realizarlas incluyendo además la psicomagia de A. Jodorowsky. Quizás solo sea un periodo de mi trabajo pero, por el momento, es la forma cómo lo concibo. 




¿Crees que la sexualidad de la mujer puede llegar a ser peligrosa y, por tanto, ser reprimida?

Considero que la sexualidad en general ha sido reprimida a lo largo de la historia por ser peligrosa para mantener el orden en este sistema económico y político. Si observamos las culturas ancestrales, éstas consideraban al sexo como algo sagrado y realizaban investigación al respecto. Mencionemos, por ejemplo, tratados como el Kama Sutra o las conversaciones del Emperador amarillo con su consejera sexual (taoísmo) quien era la que entrenaba a sus concubinas en las prácticas sexuales o veámos los huacos eróticos Moche aparentemente usados en rituales. Tanto para los Vedas como para los Taoístas, el sexo está relacionado con la activación del primer chakra (centros de energía al interior del cuerpo) cuya función tiene que ver con la vitalidad y con el intercambio de energías durante el acto sexual. Si nos adentramos más en estos conocimientos ancestrales, entenderemos  que también tienen relación con el acto de liberación y sanación del cuerpo físico, energético y espiritual. Podrían ser esas algunas de las razones por las que se tuvo interés en reprimirlas. 

Ahora bien, en un sistema patriarcal va a ser justamente  a quien te interesa dominar o reprimir, es decir, a la mujer. Por ejemplo, en la tradición judía más antigua es cuando se impone el tema de la virginidad de la mujer relacionada con le economía dentro del matrimonio ya que de esta manera se aseguraba que el primogénito sería hijo legítimo del marido y no habría dudas en heredarle su fortuna. Estamos hablando entonces de economía ligada a la normalización sexual y de este tipo de ejemplos hay muchos más. 

Existe también una especie de temor a lo que surge del acto sexual, de esa manera de ser OTRO o de ser nosotros mismos durante el acto sexual o de sentir que dejamos de ser humanos y nos acercamos  a lo animal. La sexualidad de la mujer aterroriza, es vista como voraz, "te come" (el mito de la vagina dentada). Durante el siglo XIX, muchos artistas trabajaron el tema del temor a la sexualidad de la mujer describiéndola como un monstruo devorador. 

¿Tus acciones siguen una lógica propia o son accidentes de inspiración? En ese sentido, ¿podrías explicar la secuencia de "la miel" y "la sal"?

"Con la MHiel en los Labios" traía una cola de imágenes y sensaciones desde el año 2011 pero la presenté recién a inicios del año 2014 en el Festival Pornífero 1, luego la he presentado dos veces más. En este caso específico, todo comienza cuando por casualidad aparece un recuerdo olvidado de la infancia. Tenía 7 años y hallé un LP  cuya portada era una mujer desnuda sobre un fondo rojo bañada en miel. Recordé la impresión que me causó y las interrogantes que me hice a esa edad. Es una acción que parte de:

La portada de un LP con una mujer desnuda, sonriente y recostada bañada en miel.

La historia de una mujer secuestrada y violada con el mango de un cuchillo en su propia casa.

La foto de una mujer semidesnuda y herida caminando entre los escombros de alguna ciudad bombardeada durante la segunda guerra mundial. 

El placer de la piel por los fluidos.

La "Chucha de Oro", prostituta limeña que fue llamada así por sus clientes debido a su éxito como amante.

Ofelia de La Máquina Hamlet (Heiner Muller)

Los cuatro primeros items son recuerdos que me impactaron durante la infancia. Hay elementos como la miel utilizada en rituales de purificación, símbolo de lo incorruptible y de la ternura; y con respecto a lo medicinal, la miel cicatriza heridas y no permite que se gangrenen. El oro relacionado con el sol - lo divino/ lo masculino, lo opuesto a la luna, la plata/ lo femenino. Los alquimistas perseguían la transformación del plomo en oro. Ofelia, la suicida que no acepta su destino de mujer. La Chucha de Oro que utilizo como imagen literal y como concepto pues cualquiera que pueda vivir su sexualidad a plenitud podría alcanzar su tope máximo.  Entonces, enmascaro mi vulva con una vagina dorada y por un instante seré "Ella". Ella hace, dice y siente como quiere, nos revela una fantasía, su intimidad. Ella seduce lamiendo un cuchillo mientras te salpica miel. Se pone en una pose sexual que tapa su rostro dejando ver solo piernas y una chucha grande y dorada (vulva-sol-masculino) por donde sale un cuchillo (falo- plateado- femenino). Vulva y falo en un mismo ser. 

Y sobre la acción con la sal o Bosque Blanco: tiene que ver con lo reproductivo-maternal que  suelen ser características asociadas a la sexualidad de la mujer. El sexo sin reproducción, sin fruto aparente, cuya única finalidad sería el placer, el goce del vientre puede "fertilizarte la vida" o revitalizarte.

En el libro "Mujeres que Corren con Lobos" se hace referencia  a una diosa obscena, Baubo, diosa griega que desapareció de los mitos como muchas otras. Ella fue la responsable de sacar a Deméter de la profunda depresión por la desaparición de su hija Perséfone susurrándole historias obscenas al oído¡¡¡ Deméter rió tanto que la vida volvió a la tierra.

La novia que devela su rostro, pezones que generan fuego - estos senos son copia de los senos de mi hermana durante su periodo de lactancia - Están presentes la sal y la sangre como elementos y símbolos de la esterilidad y la vida. Uso nuevamente la imagen de la Chucha de Oro que esta vez engendrará "la manzana".  Ademá, figura una frase de Blanche Dubois, de la obra "Un Tranvía Llamado Deseo", ella es una ninfómana acorralada por la sociedad de la época, una viuda joven cuyo único escape frente a su triste destino de mujer es el sexo. "La muerte es lo opuesto al deseo". Engendro mi deseo, mi obscenidad, mi lascivia y la comparto sin culpa alguna.

Durante mi proceso, las imágenes y las acciones aparecen primero. Posteriormente, cuando ya viví la experiencia, improviso con el público permitiendo el surgimiento de cosas nuevas durante la performance. Finalmente, al ver las fotos es que me doy cuenta de otra información. Es decir, primero voy a la práctica sin lógica alguna y luego todo me habla y toma por sí mismo  otra forma no planificada.






Sobre la Lima cucufata ¿sientes que tu trabajo es minimizado?

Creo que en general se tiende a despreciar al sexo como un acto meramente cotidiano y sin valor, restringido solo al placer físico como si no tuviera trascendencia alguna.

Considero que abarca físicamente desde el pelo hasta los interiores más recónditos de nuestro cuerpo y qué decir de nuestro inconsciente. El sexo está presente en el cerebro más primtiivo y en nuestra memoria ancestral. Los orígenes de nuestra sexualidad se transforman en un misterio para uno mismo y mucho más aún si intentamos descrifrar el de los demás. El sexo es vida, creación y muerte en cada climax, es sagrado para las culturas ancestrales, es misterio, disolución de los cuerpos, desaparición de la mente y del pensamiento... te convierte en Nada y te aproxima a la muerte porque dejas de existir, solo ERES. Imágenes como flashes, vida latiendo en jadeos, inspiración-exhalación. El sexo rebusca en tus interiores y entonces te encuentras con eso que no quieres ver, esa a la que le volteas la cara, esa que te humillaría en público, esa ... que no quieres presentar.

Si se minimizan trabajos con esta temática es por los condicionamientos impuestos desde hace cientos de años y que aun cala en nuestra forma de ver la sexualidad. Una vez, un performer ebrio me dijo "lo que tu haces es solo para hombres" y no quiso oir mis explicaciones. Bueno, si alguien solo  está viendo o percibiendo con su parte entrenada de macho heteronormado, es lo único que va a ver. También he escuchado que mi trabajo es facilista. Recientemente en un chat grupal, una chica me lo dijo directa y burlonamente. Es decir, cuando ven imágenes sexuales, solo ven sexo y no logran rebuscar más allá de la primera impresión que causa la imagen; se quedan en lo de meter y sacar y no quieren darse cuenta de que esta acción removió tu imaginario y, por tanto, te confrontó con tu propia sexualidad. 

También he recibido críticas sobre si lo que hago es performance o no. Siendo autodidacta, esto ha sido uno de los puntos álgidos de mi autocensura. Me cuestionaba por qué hacía esto, me refiero a mis primeros trabajos sobre sexo que justamente fueron contigo Frau¡¡¡  Para mí, era una fascinación. Desplazarme por el escenario o entre la gente de los bares mostrando sexo y libido sintiendo que el vestuario me convertía   espontáneamente en la mujer sexual que quería expresarse con libertad. Sobrepasaba mis límites acción tras acción progresivamente. Fueron las chicxs del Colectivo Post Op de Barcelona, allá por el año 2008, que vinieron a Lima y dictaron un taller al que asistí y que me hizo sentir bien con respecto a lo que estaba haciendo en mis acciones; conversar con ellas fue reparador, alimentó mi trabajo y mis ganas de seguir. 

Me encanta cuando después de una de mis acciones? puestas en escena? intervenciones? performances? no lo sé¡¡¡ - que se den el tiempo otros para definir lo que hago- se acercan chicas y me cuentan lo que pasó con ellas durante mi acción, cómo la vivieron, cómo se vieron hermanadas conmigo en el sentir y con esto no quiero decir que a todos les deba gustar. Pero son ellas y ellxs los que me impulsan a seguir durante todos estos años de supervivencia en la escena. sobre todo under, que me ha permitido SER. Y bueno, a la crítica constructiva: Gracias¡¡¡ Siempre se está en aprendizaje y a la crítica facilista, pues no vayan a verme. 

Y sí pues, tu chupas trago y yo chupo pinga y me encanta¡¡¡¡¡¡  ¿algún problema? ...


Escrito por

Héctor Acuña

Escritor/Traductor - Artista Visual Autodidacta - Drag Performer - Curador Independiente - Promotor Cultural - Dj - Visagista


Publicado en

Ser abyecto

Blog de Héctor Acuña