desde este momento, no más hermanitos

escena catalana x juka 2017 

Escena Catalana I

Errancias antropológico-sexuales 

Publicado: 2017-05-18
Insomnio le gana la batalla casi cada noche. Duerme muy mal, solo algunas pocas horas de sueño y ya está despierta demasiado temprano cual gallo madrugador de corral. Por eso, no le costó ningún esfuerzo estar lista tan de mañana a la hora pactada para recoger a follamigo búlgaro guapo en la estación Joanic. Absorta en sus afanes, casi había olvidado por completo que la noche anterior estuvo coqueteando por el whatsapp con follamigo italiano guapo coordinando cita improbable. Abre la puerta de salida y queda boquiabierta: follamigo italiano guapo está frente a ellx. Recostado contra el poste, muy seductor, la mira con sus ojitos  verdes y lanza amplia sonrisa de Milano. Es un tío imprevisible. Se saludan con sendos besos. Calcula la situación y tras hablar de cualquier cosa, inquiere de forma casual si le van los tríos. Follamigo italiano guapo se encoge de hombros y murmura Va bene¡ Lo deja esperando en el spot asegurando regresar en cinco minutos. Se desliza como cebra por el Escorial calle abajo mientras considera seriamente organizar ménage à trois improvisado. Al llegar a boca de estación, follamigo búlgaro guapo ya la espera inquieto. Sus ojitos grises le sonríen y bajo bigote espeso, boca expectante despliega dientes perfectos. Se saludan y caminan rumbo al piso. Durante el trayecto, ellx lanza propuesta inesperada. Bulgarian boy es tímido, le costó cierto trabajo convencerlo con un Modernízate¡ Es Barcelona¡ Él suelta un suspiro y con resignación murmura Vale¡ Al llegar a puerta de edificio, ellx los presenta. Se saludan bastante fríos al inicio mirándose de reojo y calculando su territorio. Italian boy es más fresco, lo lleva mejor. Suben escaleras en fila india mientras ellx dinamiza el contexto dirigiéndose a ambos indistintamente. Es la hostess perfecta. Entran al piso y se sientan coregráficamente en el sofá con ellx en medio. Los besa y acaricia uno por uno rompiendo el hielo. Mediterráneo, América Latina y Europa del Este están alienados y liberan el combate con ellx como directora todopoderosa y objeto de uso a la vez. Llueven besos y mamadas, ropas y zapatos vuelan por los aires, líneas sinuosas de brazos, piernas y manos, torbellino de vellos y sudores, carnaval de carnes tibias en fricción y hasta se animan a practicar una double penetration que resultó fallida pues Bulgarian boy se corrió demasiado rápido. Al parecer la cercanía de otro cuerpo viril lo calentó más allá de su control. Ménage à trois accomplit, se visten y ya más en confianza, follamigos italiano y búlgaro conversan amistosamente. Ellx está satisfecha del experimento antropológico-sexual que ha suscitado. Su teoría y práctica de reversibilidad del cuerpo heterosexual proveen una vez más resultados infalibes ...                                                                        

Escrito por

Héctor Acuña

Escritor/Traductor - Artista Visual Autodidacta - Drag Performer - Curador Independiente - Promotor Cultural - Dj - Visagista


Publicado en

Ser abyecto

Blog de Héctor Acuña